Estrategias sanitarias basadas en el análisis de riesgo

 En este artículo se explica "qué es" y "para qué sirve" el análisis de riesgo en producción agropecuaria (utilizamos como ejemplo la gestión de la fiebre aftosa.)

El análisis de riesgo es una herramienta en sanidad animal que permite la valoración del peligro de introducción, difusión o reaparición de una enfermedad en una población de una zona o región expuesta a él, ligado al intercambio nacional o internacional de animales y sus productos o de insumos propios de las necesidades del funcionamiento de sus procesos pecuarios. Así como también apoya la gestión del riesgo para mitigarlo y sí es posible lograr su eliminación.

Utilización del análisis de riesgo

La utilización del análisis de riesgo está vinculada, en la mayoría de los casos, al control del comercio pecuario internacional, en el control sanitario total de la cadena productiva animal, a la producción de alimentos inocuos (con el seguimiento de los riesgos sanitarios y medios ambientales ligados a los organismos genéticamente modificados), a la instrumentación de medidas de bioseguridad e identificación de riesgos en la producción de biológicos y como base del trazado de estrategias sanitarias para el combate de enfermedades.

Es fundamental gestión sanitaria que deriva de la inspección del comercio pecuario internacional, ya que la globalización de la economía ha propiciado una expansión considerable del intercambio comercial de mercancías pecuarias y, con ello, un aumento del riesgo de ingreso, dispersión y establecimiento de enfermedades exóticas y endémicas importantes para los países.

Esta situación ha sido cubierta por organismos internacionales como la Organización Mundial de Comercio mediante su acuerdo sobre la aplicación de medidas sanitarias y fitosanitarias, y la Organización Mundial de Sanidad Animal con el concurso de los países, estableciendo principios rectores del comercio internacional que pretenden evitar que estos coloquen barreras sanitarias injustificadas y restrictivas, mas sin menoscabar el principio de prevención y protección que deben asumir los servicios oficiales de sanidad animal. Para ello se ha puesto como condición que dichas medidas sanitarias sean fundamentadas en criterios científicos soportados por la valoración de riesgos.

El análisis de riesgo proporciona al país importador un método objetivo y justificable para evaluar la probabilidad de exposición a enfermedades asociadas a cualquier importación de animales, sus productos, productos biológicos y materiales patológicos. La transparencia debe caracterizar el procedimiento para dar al país exportador una explicación clara y documentada de los motivos que justifican las condiciones impuestas a la importación o el rechazo de esta.