Los riesgos biológicos en la actividad veterinaria

En este artículo repasamos la definición deRIESGO BIOLÓGICO PROFESIONAL, el cual es asociado con la exposición a agentes biológicos debido a la actividad profesional. Desde este punto de vista se distinguen dos tipos de actividades: "las que existe intención deliberada de manipular agentes biológicos" y "las actividades en las que no existe la intención deliberada de manipular agentes biológicos", pero sí puede existir una exposición en un momento dado debido a la naturaleza del trabajo.

Lista de actividades en las que puede darse una manipulación no deliberada de agentes biológicos:

  • Trabajos en centros de producción de alimentos
  • Trabajos agrarios
  • Actividades en las que existe contacto con animales o con productos de origen animal
  • Trabajos de asistencia sanitaria, comprendidos los desarrollados en servicios de aislamiento y de anatomía patológica
  • Trabajos en laboratorios clínicos, veterinarios, de diagnóstico y de investigación, con exclusión de los laboratorios de diagnóstico microbiológico
  • Trabajos en unidades de eliminación de residuos
  • Trabajos en instalaciones depuradoras de aguas residuales

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define las ZOONOSIS como aquellas enfermedades que se transmiten de forma natural de los animales vertebrados al hombre, y viceversa.
Las zoonosis pueden clasificarse desde diferentes puntos de vista. A grandes rasgos se pueden distinguir entre zoonosis bacterianas, víricas y parasitarias en función del agente infeccioso de que se trate.

Nos centraremos en la clasificación realizada por la Organización Internacional de Trabajo (OIT) que, desde el punto de vista profesional, divide a las zoonosis en tres categorías en función del grupo de animales que sirve de fuente de infección principal de la infección humana.

Se trata de una clasificación abierta ya que las infecciones se transmiten de un grupo animal a otro y algunas de estas especies pueden incluirse en más de una categoría:

  • Animales domésticos, aves de corral y animales caseros: Constituyen el grupo más numeroso. Entre el grupo de trabajadores con mayor riesgo de exposición, figuran los ganaderos, granjeros, veterinarios, trabajadores de mataderos, de la lana y el pelo, etc.
  • Animales salvajes y merodeadores o sinantrópicos: Los trabajadores con mayor exposición son los cazadores, conservadores de animales salvajes, guardias rurales, leñadores, horticultores y otros trabajadores rurales.
  • Animales de laboratorio: Se incluyen en este grupo enfermedades infecciosas transmitidas principalmente por roedores y conejos de laboratorio

El riesgo de exposición a agentes biológicos deriva del contacto directo con animales o con sus fluidos, esta exposición puede producirse durante la aplicación de tratamientos (cirugía, administración de vacunas y medicamentos, etc.), manipulación de fluidos (sangre, orina, material fecal, placentas, saliva, etc.) y de muestras extraídas para fines diagnósticos y también por contacto con instrumental o materiales contaminados.

Principales riesgos a los que pueden estar expuestos los veterinarios

RIESGOS FÍSICOS Radiaciones ionizantes y radiaciones no ionizantes
RIESGOS QUÍMICOS Anestésicos
Medicamentos veterinarios (agentes antineoplásicos, antibióticos, etc.)
Desinfectantes
Esterilizantes
Productos utilizados en la eutanasia
Productos irritantes y alergénicos
Plaguicidas
Productos de limpieza
RIESGOS BIOLÓGICOS Residuos biológicos (material contaminado, restos de intervenciones, excrementos, etc.)
Cadáveres animales
Restos de autopsias
Pinchazos, cortes, inoculación (accidentes con riesgo biológico)
Manipulación de muestras biológicas
Extracciones de sangre
Exposición a zoonosis
RIESGOS DE SEGURIDAD Recipientes a presión: oxígeno y protóxido de nitrógeno
Equipos eléctricos
OTROS FACTORES DE RIESGO Medidas inadecuadas de contención de los animales
Manipulación de cargas
Desplazamientos (visitas domiciliarias)

Principales zoonosis ligadas a los animales de compañía

ENFERMEDAD AGENTE CAUSAL RESERVORIO ANIMAL
Salmonelosis Salmonella (S. arizonae, S. enteritis, S. typhimurium, S. parathyphi, S. typhi, etc.) Gatos, perros, pájaros, tortugas, ratas, etc.
Fiebre Q Coxiella burnettii Gatos, perros, conejos, pájaros, etc.
Tularemia Francisella tularensis Gatos, perros, ardillas, conejos, liebres, etc.
Infección por Hantavirus Hantavirus Animales de campo, pequeños roedores.
Carbunco Bacillus anthracis Animales domésticos silvestres y de zoológicos
Psitacosis Chlamydia psittaci Aves, gatos, perros, conejos, etc.
Toxoplasmosis Toxoplasma gondii Gatos y felinos salvajes, perros, conejos, etc.
Criptosporidiosis Cryptosporidium parvum Gatos
Leptospirosis Leptospira interrogans Ranas, sapos, perros, ardillas, roedores, etc.
Tiña zoonótica Microsporum canis y Trichophyton mentagrophytes Perros, gatos, etc.
Campilobacteriosis Campylobacter (C. fetus, C. jejuni, y C. spp) Gatos, perros, pájaros, etc.
Fiebre del Nilo Occidental Virus Nilo occidental Aves salvajes
Fiebre exantemática del Mediterráneo Rickettsia conorii Perros, conejos, y roedores
Sarna zoonótica(1) Ácaros (Sarcoptes scabiei, Notoedres cati, Otodectes cynotis, etc.)(2) Perros, gatos, conejos, hamsters,etc.
Enfermedad de Lyme Borrelia burgdorferi Animales sivestres
Fiebre Recurrente transmitida por garrapatas Borrelia recurrentis y Borrelia duttoni(3) Animales silvestres
Ehrlichiosis Ehrlichia spp Perros
Enfermedades transmitidas por mordeduras Streptococcus, Staphylococcus, Corynebacterium, Pasteurella, etc. Perros, gatos, conejos, pájaros, etc.
Yersiniosis Yersinia spp Roedores
Toxocariosis Toxocara canis y T.cati Perros y gatos
Giardiosis Giardia lamblia Transmisión fecaloral
Babesiosis Babesia spp Picadura
Anquilostomiosis Ancylostoma spp Perros y gatos (heces de)
Enfermedad de Newcastle Virus de la enfermedad de Newcastle Pájaros y aves de pajarera
Rabia Virus(Rhabdoviridae, Lyssavirus) Perros, gatos, ratas, zorros, chacales, mangostas, lobos, hurones, murciélagos, vampiros
(1) Afecta únicamente a los animales de compañía; las especies de ácaros que producen la sarna humana son diferentes de las que afectan a los animales.
(2) No incluidos en la lista de agentes biológicos RD 664/1997.
(3) No se ha localizado el reservorio animal; se transmite al hombre por picadura directa.

Medidas preventivas para evitar zoonosis

La mejor manera de eliminar el riesgo de contraer infecciones zoonóticas de origen profesional consiste en suprimir reservorios y vectores. Sin embargo, es difícil de alcanzar o en determinadas ocasiones imposible, por lo que deben adoptarse un conjunto de medidas de carácter preventivo.

Las medidas de protección de tipo físico son aquéllas destinadas a evitar el contacto con los agentes, sobre la base de confinamiento (cabinas de seguridad biológica) y a barreras frente al contacto dérmico o mucosas (guantes, pantallas faciales, gafas) y respiratorio (máscaras y mascarillas con filtros); algunos autores incluyen dentro de este tipo de medidas la utilización de medios físicos para desinfección y esterilización, como son el calor, las radiaciones ultravioleta y las radiaciones ionizantes. Las medidas de prevención de tipo químico hacen referencia a la utilización de desinfectantes y esterilizantes químicos, mientras que las medidas de tipo biológico contemplan la vacunación o inmunización activa.

Algunas acciones recomendadas para prevenir el riesgo de exposición a agentes biológicos son las siguientes:

  • Identificar los animales susceptibles, si es posible
  • Reducir la exposición de los trabajadores
    • Aplicación de las precauciones estándar en la manipulación de sangre u otros fluidos biológicos
    • Utilización correcta de elementos cortopunzantes
    • Aislamiento de animales enfermos
    • Control de áreas que puedan ser fuente de infección
    • Adecuada gestión de residuos biológicos
    • Limpieza, desinfección y esterilización de instrumentos e instalaciones
  • Utilización de equipos de protección individual
  • Vigilancia de la salud
  • Vacunación
  • Cubrir las lesiones de las manos con apósitos impermeables
  • Lavado de manos con antiséptico. La utilización de guantes no debe sustituir el lavado de las manos
  • Lavado adecuado de la ropa de protección
  • Formación e información suficiente y adecuada
  • Procedimientos correctos de gestión del riesgo biológico como por ejemplo: registros de actividades, incidencias, eliminación de residuos, etc