¿Qué es la Bioseguridad? Normas básicas para una Granja Avícola

Al poseer y criar animales vivos, su granja esta expuesta a la entrada de un amplio número de enfermedades causadas por bacterias, virus y hongos, perjudicando su producción y poniendo en riesgo a las granjas vecinas.

Los manuales de normas básicas de Bioseguridad publicados por diferentes organizaciones, promueven acciones que al realizarlas diariamente esperan minimizar el ingreso de estos agentes a su granja, disminuyendo los riesgos y en consecuencia costos posteriores de producción. También, estaremos obteniendo productos (huevo y carne) de calidad óptima demandados por el mercado.

Es su responsabilidad educar e informar sobre las medidas implementadas a todas las personas que ingresen a la planta. 

El desconocimiento de una sola persona puede provocar grandes inconvenientes como el fracaso del plan de bioseguridad y por consiguiente a la entrada de agentes patógenos y desarrollo de alguna enfermedad en la granja.

Estas acciones deben realizarse cotidianamente en su granja para garantizar resultados óptimos.

Las medidas de bioseguridad como la desinfección, no es un gasto mal retribuido, es un aumento en sus ganancias finales, ya que lo protege de enfermedades que pueden contaminar toda su producción y afectar a sus empleados.

Estas medidas representan una inversión que se verá reflejada en la reducción de tratamientos para curar a las aves de enfermedades. Por lo que respetar las normas de bioseguridad es beneficioso para su negocio y para su producto final.

Los ítems a tener en cuenta a la hora de implementar un plan de bioseguridad son los siguientes:

Ubicación del galpón de producción

Los Galpones de crianza deben respetar una distancia mínima en relación a la siguiente granja más próxima de 1.000 metros. La distancia mínima requerida hacia una granja de reproducción de padres es de 5.000 metros y 10.000 metros de granjas de reproducción de abuelas.
Se pueden colocar barreras naturales (barreras fitosanitarias), como árboles, alrededor de la granja. Esta barrera impide el ingreso de agentes provenientes por el aire, evitando el contagio de enfermedades procedentes de granjas vecinas.
Es fundamental colocar carteles que adviertan que dentro de esta granja se respetan las normas de bioseguridad, por lo tanto solo pueden ingresar personas que trabajen en la misma.

Diseño del galpón de producción

Existen una serie de requerimientos a la hora de ubicar el cerco perimetral, ya que tienen que respetar una distancia minima de 20 mts. de los galpones. Los cercos deben ser prolijos, llegar hasta el suelo para evitar que entren y/o salgan animales .

Los galpones deben estar siempre cerrados y deben ser de fácil acceso para autos y camiones. Todas las instalaciones fijas y móviles deben ser accesibles para la limpieza y desinfección.

Personal y vehículos

La entrada y salida de personal y/o vehículos debe ser muy controlada, teniendo en cuenta que toda persona que ingrese a su granja puede traer consigo agentes productores de enfermedad en su ropa y/o calzado lo que puede provocar la consiguiente enfermedad de sus aves.
Es fundamental que toda persona que trabaje en la granja realice frecuentemente el lavado y desinfectado de sus manos durante las labores que realiza.
Los vehículos se deben limpiar y desinfectar rigurosamente en el acceso al establecimiento, constituyendo un paso obligado para realizar esta acción.

Aves

Las aves deben proceder de una planta de incubación registrada, que respete las legislaciones y exigencias de la legislación vigente.
Es necesario cumplir con el calendario de vacunación, controlado por un veterinario. Es recomendable que todas las aves que ingresen y egresen tengan la misma edad, para controlar su crecimiento y posible desarrollo de enfermedades.

Control Integral de Plagas

La granja esta expuesta a insectos y los roedores, estos son reservorios y transmisores de enfermedades infecciosas de que ponen en riesgo la seguridad en sus galpones. Es fundamental realizar un control sistemático de todos ellos, fumigando y tomando todos los recaudos necesarios para evitar que estas plagas se propagen. Es sumamente importante que el establecimiento posea un protocolo escrito de desinsectación, control de moscas, cascarudos y roedores supervisado por el veterinario actuante. El momento ideal para hacer el control de plagas es el momento de descanso o vacío sanitario de su granja.

Programa de limpieza, desinfección y descanso

Es obligatorio realizar un período de descanso (vacío sanitario) entre crianza y crianza (vacío sanitario), desocupando los galpones de animales por al menos diez días, y cuanto mayor sea este período de descanso estaremos menos expuestos a riesgos. También se deberá realizar un descanso
anual que contemple el vaciamiento total del galpón con limpieza y desinfección de todas las instalaciones y cambio de cama.

Alimentos y agua de bebida

Es necesario controlar que los alimentos provengan de una fábrica habilitada por SENASA para la elaboración del mismo, debe llegar en buenas condiciones, no debiendo encontrarse húmedo, apelmazado ni con olores fuertes a la llegada. El día de llegada del alimento a su granja se debe llenar el registro de alimento con los datos que se indiquen. A partir de ese momento es su responsabilidad mantener el alimento en perfecto estado.

Animales dentro de la granja

Está prohibido criar otro tipo de animales dentro del sector destinado para la granja ya que son fuentes y transmisores de enfermedades, al igual que tener animales domésticos rondando el recinto.

Plan sanitario

Las aves deben contar con un plan sanitario acorde a su producción, siguiendo un plan estricto de vacunación, realizadas por el personal especializado en el área.

Uso y manejo de maples internos dentro de la granja

Algunas granjas utilizan maples de cartón descartables y otras de plástico, estas últimas deben seguir una rigurosa desinfección luego de cada uso, y es recomendado que siempre sean utilizadas en el mismo galpón, para evitar contaminaciones.

Tratamiento de cama y guano para traslado

La cama y el guano (producto de la producción de pollos parrilleros y gallinas ponedoras, respectivamente) deben ser eliminados del establecimiento de una manera tal que no diseminen enfermedades al medio, realizando previamente un tratamiento adecuado.
En el caso de que se detecte un síntoma de enfermedades se prohíbe el traslado de guano, cama usada u otro deshecho de la
granja.

Eliminación de aves muertas dentro de la granja

La mortandad diaria, o la producida por alguna enfermedad, deberán eliminarse dentro del predio del mismo establecimiento, evitando de esta manera la diseminación de enfermedades que afecten el rendimiento de las aves.
El método más conveniente para la eliminación de las aves muertas aprobado actualmente es el compostaje. Como métodos alternativos pero no tan eficaces podrá utilizarse una fosa cerrada o la incineración cerrada u otro sistema de tratamiento químico, térmico autorizado por SENASA, que no produzca contaminaciones ambientales o produzca residuos que afecten la salud pública o animal.

Registros

Es imprescindible que existan registros de toda actividad que se lleve a cabo en la explotación que incida en la bioseguridad de la granja. Para ello es necesario que disponga y rellene cada vez que sea necesario el Registro del Criador Avícola. En este registro hay que poner énfasis en los siguientes aspectos:

  • Datos del establecimiento y del responsable de las aves.
  • Ingresos de aves al establecimiento.
  • Mortandad de las aves.
  • Vacunas aplicadas.
  • Fármacos utilizados en los tratamientos.
  • Cantidad de aves que egresan del establecimiento para faena.


Estos registros deben ser conservados por lo menos durante las últimas cinco crianzas.Además el establecimiento debe contar con un protocolo de limpieza y desinfección y control de plagas, detallando en el mismo los productos que se utilizan, así como las tareas de que se llevan a cabo para garantizar esa acción.


Bibliografía